Columna de Jorge Fantuzzi: "Para Beatriz Sánchez, lo importante no es que se solucionen los problemas"

Columna de Jorge Fantuzzi: "Para Beatriz Sánchez, lo importante no es que se solucionen los problemas"

[fusion_builder_container hundred_percent=»no» hundred_percent_height=»no» hundred_percent_height_scroll=»no» hundred_percent_height_center_content=»yes» equal_height_columns=»no» menu_anchor=»» hide_on_mobile=»small-visibility,medium-visibility,large-visibility» class=»» id=»» background_color=»» background_image=»» background_position=»center center» background_repeat=»no-repeat» fade=»no» background_parallax=»none» enable_mobile=»no» parallax_speed=»0.3″ video_mp4=»» video_webm=»» video_ogv=»» video_url=»» video_aspect_ratio=»16:9″ video_loop=»yes» video_mute=»yes» video_preview_image=»» border_size=»» border_color=»» border_style=»solid» margin_top=»» margin_bottom=»» padding_top=»» padding_right=»» padding_bottom=»» padding_left=»»][fusion_builder_row][fusion_builder_column type=»1_1″ layout=»1_1″ spacing=»» center_content=»no» link=»» target=»_self» min_height=»» hide_on_mobile=»small-visibility,medium-visibility,large-visibility» class=»» id=»» background_color=»» background_image=»» background_position=»left top» background_repeat=»no-repeat» hover_type=»none» border_size=»0″ border_color=»» border_style=»solid» border_position=»all» padding_top=»» padding_right=»» padding_bottom=»» padding_left=»» dimension_margin=»» animation_type=»» animation_direction=»left» animation_speed=»0.3″ animation_offset=»» last=»no»][fusion_text]

Consternado. Creo que ese es el adjetivo que mejor describe como me sentí después de ver un video de Beatriz Sánchez hablando de Compromiso País, la iniciativa del gobierno –en particular del ministro Moreno- para dar solución a través de una alianza público-privada a diversos problemas sociales. Para Sánchez, esto se trataría de una iniciativa patronal y sería sólo una limosna. Para ella, lo importante no es que solucionen los problemas, lo relevante es que los resuelva el Estado. Me parece dramático.

Lo cierto es que las alianzas público-privadas son una excelente forma de colaboración para buscar soluciones a problemas complejos. Por años se le ha pedido al sector público que se comunique más con privados, ONG´s y actores sociales. Los privados no sólo ponen su “limosna”, también ponen su experiencia y conocimiento, su mirada, sus talentos, sus redes, su infraestructura, su flexibilidad y su agilidad. Ninguna de estas cosas puede traspasarse al sector público por la vía de más impuestos, tampoco son expropiables. Es que el sector público simplemente no tiene todas las respuestas y el sector privado (aunque tampoco las tiene) sí puede colaborar.

Es importante decir que lo anterior no es excluyente que los empresarios paguen sus impuestos o no se coludan, como trata de hacer pensar la ex candidata presidencial. Es tan obvio que casi sobra decirlo.

Dicho todo lo anterior, creo que sí hay algunos desafíos de Compromiso País que caben señalar.

El primero es cómo usar la iniciativa para que trascienda a este gobierno y sirva para fomentar más la cooperación en el futuro entre el sector público y los privados. ¿Cómo comprometer o incentivar para que el ministerio renueve el diagnóstico y los integrantes de las mesas periódicamente? No lo sé, pero se debería evaluar.

La segunda es pensar si el modelo puede ser imitado por otros ministerios intersectoriales. Por ejemplo, el Ministerio de Economía podría estudiar si el modelo es interesante para solucionar los diferentes problemas que afectan nuestra productividad (conozco varias agendas misceláneas de productividad, pero ninguna enfocada en la cooperación público-privada). Se me viene a la cabeza  lo que hizo Andrónico Luksic para fomentar el emprendimiento con ayuda de Social Lab. No es que el Estado no tenga políticas como el capital semilla. Es que los privados y ONG´s pueden ayudar más a complementar la oferta pública para generar más dinamismo a la economía.

Lo tercero que creo que puede ser interesante mirar es cómo la sociedad puede ayudar en el diagnóstico. Hay temas que seguramente quedaron afuera –entre otras cosas porque es imposible hacerse cargo de todos y cada uno de los problemas sociales-. Por ejemplo, a mí me encantaría ver formas de colaboración entre públicos y privados para que los jardines infantiles de los niños más vulnerables del país tengan una calidad extraordinaria, con apoyo psicosocial para los padres, fonoaudiólogos, terapeutas ocupacionales y psicólogos que complementen el trabajo de directivos, educadores de párvulos y técnicos que trabajan en las salas. Yo no sé si es posible, pero asumo que de manera colaborativa se podrían buscar alternativas para lograrlo. Hay miles de temas y la pregunta es cómo evaluarlos e incorporarlos en la agenda cuando corresponda.

Creo que la colaboración es buena y que las miradas diversas se complementan. Yo aplaudo la innovación del ministerio y los invito a seguir avanzando en esa senda.

Fuente: La Tercera
[/fusion_text][/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]