Conoce a Carolina Contreras, la primera mujer a cargo del Tribunal Supremo

Conoce a Carolina Contreras, la primera mujer a cargo del Tribunal Supremo

Abogada y profesora de Educación Física. Carolina, llegó a nuestro partido movida por la consigna “los niños primeros en la fila”. Actualmente trabaja en el servicio mejor Niñez y dice que tuvo la suerte de partir desde antes que se formara, desde su implementación. Hoy está de Directora Regional (s) en espera de la llegada de la titular en el cargo.

Anteriormente, fue jefa de reformas legales del Ministerio de la Mujer por dos años y asesora de género del ministro de Defensa, por cuatro años. Cuenta que le encanta estudiar, por eso, está realizando un magíster en Ciencias Políticas con mención en Políticas Públicas y Gobierno en la PUC. Trabaja  en su proyecto de graduación en asesoría científica legislativa en la Biblioteca del Congreso.

Tiene 60 años, tres hijos, una nieta y otra a punto de llegar. Menciona que viene de una familia muy ordenada y con muchos valores desde lo espiritual y ético. Vivió en Quillota 49 años y actualmente está en Santiago hace 11 años.

¿Cómo recibes este cargo, siendo la primera mujer presidenta del TS del partido?

Lo recibo con mucha responsabilidad y con una tremenda alegría. Es un cargo que tiene importancia en el funcionamiento interno del partido y también en cómo nos presentamos hacia afuera, respecto de nuestra institucionalidad. Me gustan los nuevos desafíos y trabajaré para estar a la altura de lo que tenemos que hacer como Tribunal y de nuevas propuestas.

Es muy bueno que el partido vaya abriendo estos espacios a las mujeres, es mi permanente lucha, y es bueno que los militantes comiencen a mostrar confianza en la labor de las mujeres.

Hace unos años atrás también rompí paradigmas y fui la primera mujer en ingresar al Rotary Club de Quillota.

¿Cuáles son los principales desafíos que enfrentarás?

Yo creo que las elecciones internas será un tremendo desafío. Las bases están pidiendo cambios bien profundos y eso va a significar tener una institución muy ordenada para que el proceso sea bien tranquilo y con muchas certezas.

Otro desafío será el acompañamiento que debamos hacer a la Directiva nacional y a sus instituciones en lo que se viene el 4 de septiembre, cuando hay que decidir por el futuro de Chile en los próximos años.

¿Cuáles son las prioridades a trabajar en el Tribunal Supremo?

Lo primero que existan Tribunales Regionales en todas las regiones. Tenemos que lograr esa coordinación y mejorar los procesos, unificarlos mejor y apurar los tiempos.

Hay que poner por delante algo que está pendiente hace años y es la modificación de los estatutos, hay que estudiar lo que tenemos y analizarlo muy bien para luego sacar unos estatutos que no deje  espacio en blanco.

Luego tendremos que revisar algunos reglamentos y armonizar toda la normativa que nos rige.