Diputado Sebastián Keitel presentó proyecto para entregar la nacionalidad a deportistas extranjeros en apenas un año

Diputado Sebastián Keitel presentó proyecto para entregar la nacionalidad a deportistas extranjeros en apenas un año

La Comisión de Deportes de la Cámara de Diputados volverá a discutir el tema el próximo martes.

El exvelocista y hoy diputado Sebastián Keitel (Evópoli), quien es uno de los 13 integrantes de la Comisión de Deportes y Recreación de la Cámara Baja, presentó un proyecto de ley que pretende acortar de cinco a un año el tiempo de residencia de un deportista inmigrante para poder optar a la nacionalización. Un tema que se discutió anteayer preliminarmente en Valparaíso, con la participación de la Ministra del Deporte, Pauline Kantor, y el subsecretario Andrés Otero.

«Esto no se trata de generosidad, ni de populismo. Se trata de no truncarles la posibilidad a personas que tienen un tremendo talento. Somos un país inclusivo. No pretendemos comprar a nadie, sino hacerlo de la manera más justa posible, con algún filtro», subraya Keitel.

«También pretendo que el Estado me asegure que durante el proceso de nacionalización, que tarda mucho, se les considere con los mismos derechos que cualquier deportista chileno. Como el poder acceder al Proddar, instalaciones deportivas, seguros médicos… no tengo idea de la carga que pueda ser para el Estado; lo planteé y he tenido buena buenísima aceptación en el Mindep y los colegas parlamentarios», añade.

La presidenta de la citada comisión, Marisela Santibáñez, respalda la propuesta: «La vida útil de un deportista es muy corta, entonces me parece buena idea. Se trata de integración. Antes acá nadie jugaba béisbol, pero con los venezolanos que han llegado vemos a muchos jugando en el Estadio Nacional».

En tanto, María Angélica Coronil, presidenta de la Federación de Karate, añade: «Algunos deportistas pueden sentir que se les afectará sus derechos, pero mientras la competencia sea sana y ayude a aumentar el nivel, me parece bien. Eso sí, sin privilegios ni entregarles nada antes de que tengan un logro importante. No se pueden ofrecer beneficios, eso sería como comprar a un deportista».

Fuente: El Mercurio