Entrevista a Hernán Larraín Matte: "Sebastián Piñera es un demócrata que ha hecho mucho por los derechos humanos"

Entrevista a Hernán Larraín Matte: "Sebastián Piñera es un demócrata que ha hecho mucho por los derechos humanos"

[fusion_builder_container hundred_percent=»no» hundred_percent_height=»no» hundred_percent_height_scroll=»no» hundred_percent_height_center_content=»yes» equal_height_columns=»no» menu_anchor=»» hide_on_mobile=»small-visibility,medium-visibility,large-visibility» class=»» id=»» background_color=»» background_image=»» background_position=»center center» background_repeat=»no-repeat» fade=»no» background_parallax=»none» enable_mobile=»no» parallax_speed=»0.3″ video_mp4=»» video_webm=»» video_ogv=»» video_url=»» video_aspect_ratio=»16:9″ video_loop=»yes» video_mute=»yes» video_preview_image=»» border_size=»» border_color=»» border_style=»solid» margin_top=»» margin_bottom=»» padding_top=»» padding_right=»» padding_bottom=»» padding_left=»»][fusion_builder_row][fusion_builder_column type=»1_1″ spacing=»» center_content=»no» link=»» target=»_self» min_height=»» hide_on_mobile=»small-visibility,medium-visibility,large-visibility» class=»» id=»» background_color=»» background_image=»» background_position=»left top» background_repeat=»no-repeat» hover_type=»none» border_size=»0″ border_color=»» border_style=»solid» border_position=»all» padding=»undefined» dimension_margin=»undefined» animation_type=»» animation_direction=»left» animation_speed=»0.3″ animation_offset=»» last=»no»][fusion_text]

Hernan Larraín Matte, presidente de Evópoli, nos hizo un recorrido por sus pensamientos y convicciones como la cabeza del partido político de centro derecha liberal que cuenta con dos senadores y cinco diputados tomando decisiones en temas valóricos con una completa libertad de acción.

Larraín Matte es abogado de la Universidad Finis Terrae. Fue asesor de comunicación estratégico en el primer periodo presidencial de Sebastián Piñera. Dejó su cargo en La Moneda para unirse al equipo de Horizontal, militó en Renovación Nacional para luego unirse a Evópoli o Evolución Política. También trabajó en el equipo sub-40 de la candidatura presidencial de Evelyn Matthei.

Su padre es el ministro de justicia, Hernán Larraín, y su madre Magdalena Matte, la ex ministra de Vivienda y Urbanismo durante el periodo 2010-2011 de Piñera. Es hermano de Pablo y Juan de Dios Larraín, dedicados al mundo del cine.

El mercado libre, la economía liberal y el Estado regulador

¿Qué es ser liberal versus ser progresista versus ser conservador?

Ser liberal es creer que el principio más importante que debe ordenar a la sociedad y a la comunidad es la libertad, y eso pasa por un plano político y por eso creemos en la democracia y rechazamos toda forma de dictadura. Creemos en las libertades individuales y por lo tanto tenemos una aproximación abierta  a lo que significa una sociedad plural y abierta, abrazamos la diversidad y eso pasa por un plano cultural. Creemos en la economía libre, creemos que no existe una forma correcta de vivir la vida, sino muchas formas correctas de vivir la vida.

Tenemos una aproximación abierta a temas valóricos y culturales y creemos que la sociedad chilena se ha ido modernizando y ha ido abrazando la libertad y los valores que están detrás de una sociedad libre. Hoy las personas construyen sus propios proyectos de vida, eligen quiénes quieren ser, qué quieren estudiar a quién quieren amar.

¿Cómo entienden la economía libre o economía liberal? ¿Qué busca?

Chile ha abrazado, en términos económicos, la libertad hace tres décadas y eso ha permitido un desarrollo económico muy potente que ha cambiado la calidad de vida de las personas.

Nosotros creemos en los mercados, somos pro-mercado más que pro-empresa. Creemos en el emprendimiento, en la innovación, en la importancia de la productividad. En el mercado las personas tienen la posibilidad de desarrollarse, en la medida que los mercados sean abiertos y competitivos. Por lo tanto rechazamos la colusión, rechazamos las malas prácticas que afectan la confianza en el mercado.

¿Qué lugar ocupa el Estado en esta ecuación?

Nosotros creemos que el Estado es importante, cumple un rol social. Creemos que tiene que ser un facilitador, probablemente por esto nos diferenciamos de una izquierda que cree que el Estado es el motor del cambio, nosotros creemos que el motor del cambio son las personas, es la sociedad.

Debe tener un rol presente para corregir injusticias. No le tememos a un Estado que deba invertir con mucha fuerza en los niños más vulnerables, porque consideramos que ahí hay una injusticia de origen que debemos corregir como comunidad. Los niños están para nosotros primero en la fila, no puede ser que la cuna marque tu destino.

Entonces ¿Quién regularía este libre mercado?

El mercado debe tener reglas para que garantice que el mercado es libre, abierto y competitivo y por lo tanto es importante que haya un Estado que regule, que por ejemplo hayan reglas antimonopolio, anti libre competencia. El Estado debe generar las condiciones para que todos puedan competir abiertamente.

¿Qué está pasando ahora en materia de libre mercado, colusión…?

Chile ha ido avanzando en tener una regulación que permite tener mercados cada vez más libres y competitivos, pero esto ha sido un proceso.

¿Estamos todavía en ese proceso?

Estamos todavía en ese proceso. Se requiere la posibilidad de que cualquiera pueda entrar a cualquier mercado. Promovemos penas altas para la colusión, para que no exista ninguna posibilidad  de que grupos de empresas se coludan en contra de los consumidores.

El Estado sí tiene un rol: garantizar reglas para que exista un mercado justo.

¿En este momento existe o no el libre mercado?

En Chile existe un libre mercado, pero es un proceso y es un continúo. Todavía hay que mejorar reglas y creo que se ha avanzado mucho. Hoy tenemos una institucionalidad de libre competencia.

Cohecho, soborno, colusión: Penta y SQM

Ustedes, como me contabas, han estado trabajando para que las penas ante delitos de cohecho, colusión, soborno sean más altas. Hace poco fue la primera audiencia del juicio abreviado de Carlos Alberto Délano y Carlos Lavín en que la defensa y la Fiscalía dejaron fuera el delito de soborno. 

En Chile había una regulación que era muy débil en materia de financiamiento de la política. Conocimos una serie de escándalos donde las empresas eran las que financiaban y habían malas prácticas, bien extendidas, como la crisis de SQM y Penta.

La buena noticia es que frente a este escándalo creó la comisión Engel y hay nuevas leyes mucho más exigentes, con niveles de transparencia mucho mayores, los partidos políticos tienen un Servel que los fiscaliza, donde hay aportes del Estado para que puedan funcionar.

Hay una institucionalidad que ha ido avanzando y castigando las malas prácticas.

¿Consideras que lo que pasó con SQM y Penta fueron malas prácticas?

Por supuesto.

¿Se debió manejar esto de otra manera? Están en un juicio abreviado y serán juzgados por menos delitos y arriesgan cuatro años de pena remitida. 

Lo primero. Hay un sistema penal que funciona, en ese sentido aquí se identificaron delitos y hay un juicio. Hasta donde entiendo lo que estamos conociendo no son fallos definitivos, hemos conocido multas.

Hay una institucionalidad que ha funcionado. Hay multas, hay penas, hay fallos. ¿Hay proporcionalidad en las penas? En materia de cohecho y soborno hay que aumentar las penas. Evópoli considera que las actuales penas en materia de soborno y cohecho son bajas. También en cuanto al delito de colusión, antes existía el delito, pero con penas muy bajas, Chile las endureció y creo que nosotros estamos avanzando en la ruta correcta de hacer mucho más exigente y castigar en forma mucho más severa los casos de cohecho y soborno.

¿Merecen el juicio abreviado y las penas de las que se están hablando?

Para ser honesto no conozco el juicio en detalle. Creo que hay una justa preocupación por saber si frente a esos delitos se está pagando proporcionalmente con penas adecuadas a eso. No soy juez, pero sí creo que la ciudadanía debe ser más severa y que las penas deben ser proporcionales, más allá de este caso puntual.


Piñera, Evópoli, Chile Vamos

¿En qué similitudes se sitúan con el Gobierno actual?

En términos generales nos sentimos muy afines al Gobierno que está liderando Sebastián Piñera y el gobierno de Chile Vamos. Creemos en la cultura de los acuerdos. Es un avance que en ciertas materias hayan acuerdos transversales.

Creemos que el crecimiento económico es una cuestión importante y esto es parte de las prioridades de este Gobierno. Un crecimiento económico que está orientado a tener una agenda social potente. La economía y el crecimiento es un medio, no un fin. Un medio para que haya un Estado que tenga los recursos para llevar adelante una agenda social potente.

Tenemos una agenda común, que es el programa de Gobierno del que nos sentimos parte, y estamos trabajando para que al Gobierno le vaya bien, creemos en la unidad, creemos en Chile Vamos, creemos que le da gobernabilidad al país. Si bien, Evópoli tiene sus propias banderas que le dan su propia identidad, creemos que tenemos que poder conciliar esta agenda propia del partido con el desafío de ser parte de una coalición.

¿En qué ha acertado y en qué se ha equivocado el actual Gobierno?

Uno de los grandes aciertos ha sido volver a la cultura de los acuerdos, eso es positivo y habla de una demanda de la gente que quiere que los políticos se pongan de acuerdo en las cuestiones fundamentales.

Lo que creo que se podría mejorar: Es muy importante que en materia económica hayan reformas que acompañen un crecimiento sostenible a largo plazo. Hoy hay una economía que tiene muy buenas expectativas y que de alguna manera los consumidores y los inversionistas ven que la situación está bien y eso debe estar acompañado de reformas profundas y estructurales y no sólo generar buenas condiciones y buenas expectativas.

Modernización del Estado. Creemos que se puede ir más lejos, debemos hacer cambios más profundos. Vamos a proponer una serie de reformas en este sentido.

La protección de la infancia

Uno de los temas que han trabajado desde Horizonte es la infancia, con su eslogan Los Niños Primero. Me gustaría saber de qué manera la infancia trans es parte de las prioridades de la agenda de protección de la infancia que desde Evópoli reclaman.

Evópoli ha apoyado una Ley de Identidad de Género (LIG) antes, incluso, de que partiera el Gobierno actual. En el Gobierno de Michelle Bachelet, Felipe Kast fue el único de centro derecha que votó a favor de legislar en materia de LIG.

Creemos que es muy importante proteger a partir de una LIG por de pronto a los mayores de 18 años, quienes tienen por supuesto el derecho de cambiar su sexo registral en pro de su propia identidad, y en la comisión hasta ahora Felipe Kast votó tanto la indicación para la posibilidad de cambio de sexo registral para mayores de 14 años y también para los menores.

¿Qué crees tú sobre la infancia trans en este sentido? ¿Deberían proteger la infancia trans, no deberían? ¿La infancia trans debería profundizarse en la LIG? ¿Se debería proteger en la Ley de Garantías de los Derechos de la Niñez?

Creo que hay cada vez más conciencia social de que debe haber protección, información, y de que las familias deben tener un rol fundamental y en eso Evópoli ha sido súper claro. Hay que acompañar a los padres en lo mejor para sus hijos, y creemos que el Estado debe ser un facilitador de esos procesos.

Periódicamente salen nuevos antecedentes de la situación del Servicio Nacional de Menores.

Desde marzo a la fecha han muerto 11 niños. Nosotros hemos denunciado la realidad del Sename y la vulneración de derechos de los niños en Chile desde nuestro origen, durante mucho tiempo nadie nos pescó ni nos escuchó.


Dictadura Militar y Derechos Humanos

Víctor Jara fue asesinado luego de que se instaurara la dictadura de Augusto Pinochet, con 44 balazos y recién esta semana se condenaron a los militares en retiro culpables de su muerte.

Para Evópoli la dictadura, fue una dictadura. Esa es la palabra y el lenguaje correcto. Hubo una violación sistemática en temas de derechos humanos. El Estado de Chile fue un agente opresor y creo que se ha avanzado en materia de justicia y reparación, aunque por supuesto hay temas pendientes. En muchos casos la justicia ha llegado tarde y más dramáticamente en muchos casos no ha llegado.

Si hiciéramos una retrospectiva del primer periodo de Sebastián Piñera en cuanto a materia de Derechos Humanos, ¿Se avanzó?

Lo más importante de Sebastián Piñera en su primer Gobierno fue que la centro derecha llegara democráticamente al poder. No me parece un accidente que haya sido una persona que votó por el No la que representara a esta centro derecha. Creo que él tiene un compromiso con la democracia y los DDHH que al menos a Evópoli le hace sentir muy parte.

Yo creo que Sebastián Piñera es una persona comprometida en materia de DDHH y este es un Gobierno que está avanzando.

¿Pese a que esté vinculado a Augusto Pinochet? Hay un video en el que Piñera defiende a Pinochet, por ejemplo. 

El video clásico que se muestra es cuando Sebastián Piñera dice que a Pinochet hay que juzgarlo en Chile cuando estaba en Inglaterra, y creo que ese es un principio que compartió Eduardo Frei y su canciller José Miguel Insulza. Yo creo que era lo que correspondía. Había que juzgarlo acá y no en otro país, por lo tanto es un principio de derecho que comparto.

Hay que reconocer que Sebastián Piñera fue un opositor al régimen y siempre estuvo vinculado a un mundo que dijo las cosas por su nombre y defendió a los Derechos Humanos.

Siempre vamos a quedarnos con la sensación que como Estado va a ser insuficiente lo que hagamos en materia de reparación, en materia de verdad y de justicia todavía queda por hacer.

¿Hay alguna similitud entre ustedes y los partidos del Frente Amplio?

Hay diferencias muy profundas en materia ideológica. Primero, Evópoli cree que la libertad es el principio que debe ordenar a la sociedad, ellos creen que es la igualdad. Evópoli cree que el motor del cambio deben ser las personas y la sociedad, ellos creen que es el Estado. Ellos tienen una convicción de un Estado que sabe lo que quieren las personas y que los políticos a través del Estado saben mejor que las propias personas lo que ellos quieren.

Tenemos similitud generacional, ambos nacimos en democracia. Estamos conectados con una sociedad moderna y de clase media. Probablemente hay ciertos códigos que compartimos.

Sin embargo, tenemos proyectos ideológicos que son antagónicos. Siempre lo hemos dicho: nosotros entendemos que nuestro adversario es el Frente Amplio.

Futuro Evópoli

¿De qué manera han trabajado sus propuestas presidenciales para las elecciones en cuatro años más?

Llevamos tres meses de Gobierno y falta mucho. Evópoli ha hecho algo interesante. Ha diversificado su liderazgo. Este es un partido que nació como el movimiento de un diputado, Felipe Kast, y hoy es un partido nacional que tiene dos senadores y seis diputados y hay nombres que son súper potentes.

Si hay algo interesante es que estamos poniendo nuevos nombres sobre la mesa.

¿Tú podrías ser uno de esos nombres?

No. Descarto completamente un proyecto presidencial. A mí me parecía mucho más interesante como proyecto político el estar construyendo una centro derecha moderna, que exista un partido liberal dentro de la centro derecha, y que construyamos un proyecto político a largo plazo.

El camino en el feminismo

¿Qué tanta cercanía tiene Evópoli y sus militantes con el feminismo?

Como es un proyecto liberal, creemos que debe existir plena igualdad entre hombres y mujeres. Es de hecho un gran liberal el que hizo una gran contribución a lo que hoy en día consideramos feminismo, John Stuart Mill.

Escribió un libro que se llama La Sujeción de la Mujer, escrito junto con su mujer Harriet Taylor Mill. Para el liberalismo la igualdad entre hombres y mujeres es parte de sus principios y hoy en día Chile y el mundo está viviendo un movimiento feminista muy potente, se habla de la tercera ola. No está partiendo recién, es un proceso complejo y largo donde creo yo debemos leer y aprender, especialmente los hombres, que ha existido una cultura machista bien atávica en la sociedad chilena, y debemos generar cambios culturales de fondo para relacionarnos como iguales y así evitar toda forma de abuso y discriminación.

Como partido político tenemos que promover una agenda de equidad potente. Ha este proceso le queda mucho por delante. En Evópoli hemos estado en una serie de conversatorios internos sobre el movimiento feminista. Hace dos semanas tuvimos un seminario en el ex Congreso Nacional donde participó un grupo de mujeres hablando sobre el desafío de la mujer en política. Estuvo Evelyn Matthei, Marcela Sabat, la intendenta Karla Rubilar, nuestra ministra de transporte Gloria Hutt.

Evópoli está comprometido con esa causa, estamos trabajando y al menos a mí como hombre me ha tocado más bien ser de aquellos de los que escuchan y aprenden, empatizan, porque hay una cuestión cultural que antecede incluso a nuestras posturas y yo creo que es positivo lo que está pasando. Soy optimista respecto al movimiento feminista ya que está cambiando las preguntas, está generando debate, está generando cambios institucionales, está obligando a un Gobierno a tener una agenda mucho más presente. Habla de una democracia viva.

¿Son un partido feminista, en vías de feminismo…?

Creo que sería abusar del lenguaje decir que Evópoli es un partido en vías de ser feminista. Yo creo que Evópoli es un partido liberal que lee un movimiento feminista muy potente y que entiende que tiene que aprender de él y colaborar para que efectivamente avancemos en una cultura de equidad de género donde cambien las malas prácticas y tengamos una legislación que acompañe estos cambios culturales.

Están a favor del aborto en tres causales. 

Yo personalmente estoy a favor del aborto en tres causales. Si yo fuera diputado, hubiese votado que sí. En Evópoli hay distintas posturas y hay libertad de acción. Es el criterio que hemos tenido respecto al aborto.

Como partido se han enfrentado a fronteras ideológicas/valóricas a la hora de hablar de la adopción homoparental, aborto en tres causales. ¿Hasta dónde el hecho de ser liberal permite discutir sobre estas agendas?

Como partido liberal estamos abiertos a todos los debates. Todos son legítimos y estamos abiertos a participar en todos ellos.

Hemos promovido que al interior de Chile Vamos haya diversidad y que así como existen sectores conservadores que son tratados con respeto, también haya respeto para sectores liberales que tiene convicciones y posturas liberales en materia valórica y cultural.

Históricamente la derecha fue conservadora y tradicional y hoy vemos con buenos ojos que hay grupos más liberales en Renovación Nacional, en la UDI, y Evópoli también hace su aporte.

Hemos promovido, porque creemos en la familia, el matrimonio igualitario. Hoy se está discutiendo una ley de adopción y nosotros creemos junto con el Gobierno (de Sebastián Piñera), que no debe haber ningún tipo de discriminación y que todas las familias y todos los tipos de familia pueden ser familias que pueden adoptar. Lo fundamental es el interés superior del niño y en eso creemos que son los jueces de familia con todos los antecedentes los que deben buscar la mejores familias, y dentro de estas obvio que están las familias homoparentales.

Y las familias trans ¿También? Dos personas trans que quieran adoptar un niño también entraría dentro de todos los tipos de familia, por ejemplo. 

Si el juez considera que una persona sola puede, bien. No hay una definición de familia, hay muchas formas de familia. Hay una diversidad de familia.

¿Dentro de esa diversidad de familias existen las familias trans?

Por supuesto, es una opción.

Fuente: POUSTA
[/fusion_text][/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]