Evópoli pidió al Gobierno permitir ingreso de venezolanos con pasaporte vencido

Evópoli pidió al Gobierno permitir ingreso de venezolanos con pasaporte vencido

«La crisis hace urgente cumplir con este acuerdo», afirmó el presidente de Evópoli, Hernán Larraín Matte.

El senador Evópoli, Felipe Kast y el presidente de Evópoli, Hernán Larraín Matte, se dirigieron este miércoles, en compañía de la representante diplomática del presidente encargado de Venezuela, Guarequena Gutiérrez, a las dependencias de la Cancillería para reunirse con el ministro de Relaciones Exteriores, Roberto Ampuero.

En la cita, los dirigentes oficialistas le solicitaron al secretario de Estado que el Gobierno de Chile permita que venezolanos puedan usar pasaportes y documentos de identificación vencidos al momento de realizar trámites migratorios para ingresar al país.

Esta medida ya fue socializada por el Ejecutivo en septiembre del año pasado, ya que en la Declaración de Quito -suscrita por once países, entre ellos Chile- se acordó acoger los documentos venezolanos vencidos para fines migratorios.

«Muchos venezolanos en Chile se encuentran ilegales y otros, están separados de sus familias simplemente porque la dictadura de Maduro no quiere renovarles el pasaporte. Esa es una angustia que podemos y debemos enfrentar en forma urgente permitiendo el uso de pasaportes vencidos», aseguró Felipe Kast.

En tanto, el presidente de Evópoli advierte que el escenario del país comandado por Maduro justifica la medida.

«La crisis humanitaria que vive el pueblo venezolano hace urgente cumplir con este acuerdo asumido por Chile hace cinco meses», señala Larraín Matte, quien además es optimista respecto del apoyo del Ejecutivo.

«Estamos seguros de que contaremos con el apoyo del Presidente, del canciller y de todos los sectores políticos», afirma.

La iniciativa ya fue implementada este mes en Paraguay.

«Acabo de autorizar que los pasaportes vencidos de ciudadanos venezolanos tengan validez en territorio paraguayo», escribió en su cuenta de Twitter el Presidente de Paraguay, Mario Abdo el 1 de marzo.

Fuente: El Mercurio