Gobernadora de Valparaíso: «Sharp profundizó carencias en la ciudad por su discurso político y falta de gestión»

Gobernadora de Valparaíso: «Sharp profundizó carencias en la ciudad por su discurso político y falta de gestión»

VALPARAÍSO. Con cifras en mano, De la Paz desestimó críticas del jefe comunal ante la falta de recursos por parte del Gobierno. «Valparaíso no ha sido abandonado, es la comuna que más recursos ha recibido en materia de seguridad», puntualizó.

El crimen del turista canadiense Peter Alan Winterburn, que hace diez días estremeció a la ciudad, no sólo marcó un antes y un después para los habitantes del sector patrimonial y alrededores -que cuestionaron los altos niveles de delincuencia en la ciudad-, sino también en la relación entre el alcalde Jorge Sharp y las autoridades de gobierno.

Mientras el jefe comunal ha reiterado que la falta de recursos por parte del Estado es la principal causa de todos los males en materia de seguridad que sufren los habitantes del puerto y también sus visitantes; el intendente Jorge Martínez, en primera instancia, y ahora la gobernadora María de los Ángeles de la Paz, cuestionaron el rol que Sharp ha jugado.

Los delitos violentos, el comercio ambulante y las incivilidades tienen a los vecinos y comerciantes del plan, y buena parte del sector patrimonial, con el alma en un hilo y clamando por una mayor coordinación entre los distintos estamentos para brindarles un resguardo efectivo a toda la comunidad.

Tema político

«¿El alcalde Sharp se preocupa de la seguridad de la ciudad?», se pregunta en voz alta la gobernadora De la Paz al leer sus declaraciones en el Diario y, con cifras en mano, entrega su postura respecto al tema de la delincuencia y la alta tensión entre la alcaldía y el Gobierno.

Continúa: «Él (Sharp) profundizó las carencias en Valparaíso por su discurso político y falta de gestión. Así se vio reflejado en un fallo de la Corte de Apelaciones en enero pasado, que nosotros acatamos, pero no es efectivo que exista un abandono por parte del Estado hacia la ciudad, todo lo contrario, Valparaíso es la comuna que más recursos ha recibido en materia de seguridad en toda la provincia».

La autoridad concuerda con los cuestionamientos que realizaron los vecinos, quienes trabajan en un petitorio que pretenden entregar al Ministerio del Interior. «Acá debemos trabajar en forma coordinada todos los estamentos y autoridades. Debemos avanzar en cómo integramos a los vecinos que nos piden un aumento de dotación policial, que abordemos el comercio ambulante, que terminemos con las incivilidades. Pero no podemos avanzar mucho si el municipio mantiene pendiente más de 300 oficios sin responder a Carabineros respecto a una serie de situaciones que se deben subsanar en estas materias. El alcalde no puede instalar entre la comunidad que el Gobierno no hace nada. Si él está preocupado de convertir los problemas de la ciudad en un conflicto político, poco y nada vamos a avanzar. Los vecinos no quieren eso, exigen una mejor coordinación. Ese es el mensaje y el camino a seguir».

Delitos y recursos

La gobernadora lamentó que Valparaíso sea «la comuna en la que se comete la mayor cantidad de delitos violentos (robos con violencia, con intimidación, por sorpresa, lesiones, homicidios y violaciones). En los últimos cinco meses -febrero a junio-, en Valparaíso se cometieron 1.971 delitos violentos, a diferencia de Viña del Mar donde se registraron 1.284, alrededor de 700 casos menos».

El programa STOP de Carabineros también revela que en la Ciudad Jardín se registra una mayor cantidad de detenidos por estos delitos. En los últimos cinco meses hubo 1.687 aprehensiones, mientras en Valparaíso la cifra alcanzó las 1.438.

Respecto a los aportes que reciben los municipios, la gobernadora insistió que Valparaíso lidera la entrega de recursos, los cuales incluso se incrementarán durante el segundo semestre en materia de seguridad. «Valparaíso cuenta con más cámaras de seguridad y más funcionarios operándolas que Viña del Mar. Pese a ello, como lo señalan las cifras entregadas, Valparaíso tiene la mayor cantidad de delitos violentos y de menos detenciones», enfatizó.

Según los números del gobierno, en Valparaíso funcionan 138 cámaras de televigilancia operadas por 17 funcionarios y en Viña existen 118 cámaras operadas por 15 funcionarios. En la Ciudad Jardín, además, funciona un departamento de Seguridad Ciudadana que trabaja en terreno patrullando la comuna, colaborando en el trabajo de las policías. El análisis del Gobierno da cuenta que Valparaíso no posee esta unidad de patrullaje y eso se traduce en una mayor cantidad de delitos violentos y menos detenidos.

Valparaíso cuenta con 30 funcionarios de Seguridad Ciudadana pero «sin recursos logísticos», por lo que no realizan labores de patrullaje sino que realizan «visitas en terreno, reuniones con organizaciones sociales y mediación comunitaria, entre otras labores». Viña del Mar, en tanto, tiene 41 inspectores de Seguridad Ciudadana, 16 camionetas y dos drones, con los que «patrullan constantemente la ciudad».

La «falta de gestión» que se critica a la administración de Sharp se refleja en que, desde el 2016 a la fecha, el municipio ha postulado «apenas cuatro proyectos en materia de seguridad al Gobierno Regional (Gore)», de los cuales tres son para equipamiento de Bomberos y sólo uno para el combate de la delincuencia (ampliación del sistema de vigilancia quinta etapa).

«No hay abandono»

La gobernadora De la Paz es enfática en desmentir el supuesto abandono de Valparaíso por parte del Gobierno. «Contamos con datos concretos que corroboran la falsedad de que el Gobierno tiene ‘abandonado’ a la comuna de Valparaíso. Entre el 2018 y el 2019 el Ministerio del Interior, a través de la Subsecretaría de Prevención del Delito, Valparaíso es la comuna que más recursos ha recibido en materia de seguridad con $ 82 millones en total».

Los recursos han sido destinados a financiar proyectos como la «Primera etapa del programa Juntos Más Seguros», «Alarmas Comunitarias de la Junta de Vecinos María Eilers», «Ambientes bien tratantes para una positiva convivencia escolar» y «Ampliación de la cobertura de las cámaras de televigilancia de la comuna». En la línea de comparar la comuna con la vecina Viña del Mar, dicho municipio ha recibido la mitad de recursos -$40 millones- para el proyecto «Monitoreo y vigilancia aérea para el control de delitos e incivilidades (adquisición de drones)».

«Esto demuestra el compromiso del Gobierno respecto a priorizar los recursos en materia de seguridad para Valparaíso», insistió la autoridad.

Nuevos programas

Uno de los reclamos que más reiteró el alcalde Sharp hacia el Gobierno fue el que le quitara los recursos con que financiaba los «Monitores Ciudadanos». Desde el Gobierno afirman que dicha iniciativa se financiaba vía Plan Comunal de Seguridad Pública, recursos que entregaba Interior a comunas del país para iniciativas de seguridad.

Enfatizan que «dicho programa no fue retirado por el Gobierno del Presidente Piñera, sino que se le quitó el financiamiento durante el Gobierno de la Presidenta Bachelet en la discusión presupuestaria del 2017 que fijó el presupuesto para el 2018, con los votos a favor de los parlamentarios oficialistas que hoy son oposición».

Durante la actual administración, dicho programa fue mal evaluado debido a su «mala ejecución financiera y la total falta de evaluación de sus ejecutores», por lo que no se volvió a incluir en la ejecución presupuestario del 2018.

No obstante ello, la gobernadora resaltó que, a partir del segundo semestre de este año, comenzará a operar en Valparaíso un nuevo programa que cuenta con presupuesto para 63 comunas del país, incluido el Puerto. Lo anterior se suma al financiamiento de 130 nuevas cámaras en la región a través del programa Plan Calle Segura, de las cuales Valparaíso y Viña del Mar recibirán 30 cada una; y el reciente anuncio del nuevo programa Barrios Prioritarios, que tendrá cobertura en 33 territorios del país, dentro de los cuales se contemplan dos en Valparaíso: la parte alta de Playa Ancha y el sector Almendral, junto a un tercero para Viña del Mar.

Más de 80 reuniones de seguridad con diversas juntas de vecinos durante el 2019 y más de 40 operativos de fiscalización, en su mayoría contra el comercio ilegal en sectores céntricos del puerto son parte del trabajo que la Gobernación resalta en su gestión junto a Carabineros y Salud, que también contempla fiscalizaciones nocturnas cada fin de semana a locales clandestinos en toda la ciudad de Valparaíso.

Fuente: El Mercurio de Valparaíso