IGNACIO BRIONES PRESENTA SU PLAN  DE REFORMA AL SISTEMA DE PENSIONES

IGNACIO BRIONES PRESENTA SU PLAN DE REFORMA AL SISTEMA DE PENSIONES

El plan de reforma al sistema de pensiones del precandadito presidencial Ignacio Briones, presentó medidas que buscan “reconstruir el sistema y reponer los fondos que se han sacado”. La propuesta se divide en dos: (i) la primera relacionada con el ahorro y que incluye medidas innovadoras como la cotización a través del consumo y un aporte solidario del Estado para cada chileno desde el nacimiento hasta su jubilación y (ii) la segunda con propuestas para mejorar la industria.

“Tenemos una propuesta innovadora, acorde a los desafíos que enfrentan los sistemas de pensiones en el mundo. Siguiendo a países como España y China, proponemos una cotización vía consumo y que el Estado aporte a las cuentas de ahorro desde que las personas nacen permitiendo aumentar el ahorro personal en casi 30 millones adicionales al momento de jubilar.
Por último, permitiremos sacar ahorros para compra de vivienda” aseguró el precandidato.

El Ahorro Vía Consumo busca aumentar la base de contribuyentes al sistema de pensiones, recaudando recursos a través del consumo. Hoy, 1 de cada 3 personas en la fuerza de trabajo no cotiza, lo que reduce sus pensiones al jubilar. Para remediar esto, Briones plantea una contribución adicional del 1% del costo del bien adquirido, con el objetivo de financiar una transferencia del Estado a cada una de las cuentas de ahorro individual de los chilenos. Esto permitiría complementar la contribución obligatoria, “como todos consumimos, nos estaríamos haciendo cargo de ampliar la base de cotizantes, mejorando las jubilaciones de todas y todos” aseguró el precandidato.

Una mayor recaudación permitiría inyectar año a año US$ 1.300 millones adicionales a las cuentas de ahorro individual, se repartirá de forma pareja para cada chileno desde el nacimiento hasta su jubilación, según los deciles de ingresos. De esta manera, la distribución terminaría siendo fuertemente progresiva, pues las personas del primer decil (10% más pobre) recibirán más de lo que aportaron, mientras que el decil 10 (10% más rico) recibiría menos de lo que pagó en IVA. A modo de ejemplo, según el esquema propuesto, por 1 peso que una persona perteneciente al decil de menores ingresos aporta, recibirá 3 pesos en su cuenta de ahorro para su pensión.

Una segunda medida innovadora será la Capitalización Solidaria todos los chilenos, desde el momento en que nacen, recibirán una transferencia solidaria del Estado a su cuenta individual. Luego, una vez que ingresen a trabajar, la seguirán recibiendo independiente de su situación laboral. Esta medida reforzará de forma consistente el ahorro para la jubilación, pues permitirá a cada chileno tener un fondo adicional aproximado de $27 millones al momento de jubilar, aumentando así su pensión en $110.000 adicionales.

“Sabemos que las pensiones son indignas, la única manera de tener mejores pensiones es con más recursos. Es importante que los políticos no engañen a las personas. Tenemos el desafío de reconstruir el sistema y reponer los fondos que se han sacado” puntualizó Briones.

Medidas reforma del sistema de pensiones:

– Ahorro vía consumo: para aumentar la base de contribuyentes al sistema de pensiones, proponemos recaudar recursos a través del consumo, a través de un 1%. La idea aquí es que no todos tenemos un trabajo formal sobre el cual cobrar la cotización, pero, en cambio, todos consumimos. Para compensar la regresividad asociada al consumo, el monto recaudado se dividirá en partes iguales a través de un monto que se deposita directamente en la cuenta de la persona. De esta forma, una persona perteneciente al 10% de menores ingresos, recibirá en su cuenta 3 veces mas de lo que aporto con el 1%.

Capitalización Solidaria: todos los chilenos, desde el momento en que nacen, recibirán una transferencia solidaria del Estado a su cuenta individual.

– Transferencia Universal de Vejez: complementar la Capitalización Solidaria y el actual Pilar Solidario (PBS y APS) con una Transferencia Universal de Vejez. Para los ya jubilados esta transferencia es un monto fijo de $80.000 mensuales y se entrega al 80% más vulnerable de los mayores de 65 años. En conjunto con el APS, permite alcanzar pensiones equivalentes al salario mínimo líquido actual ($260.000 mensuales).

– Flexibilidad para aumentar ahorro individual: incrementaremos el ahorro individual de
dos formas complementarias, cuidando el mercado laboral.

– Mejoras al Aporte Previsional Solidario (APS) y Pensión Básica Solidaria (PBS): Queremos avanzar a un nuevo paradigma, donde las distintas opciones de ahorro se complementen y donde los beneficios del APS no dependan solo de la pensión autofinanciada con las contribuciones obligatorias, sino también del ahorro voluntario, la propiedad de vivienda y las demás formas de riqueza de cada persona.

– Permitiremos que una parte de los fondos acumulados en las cuentas de ahorro se
utilicen para la compra de tu primera vivienda.

Propuestas para mejorar la industria

– Proponemos que la recaudación de las contribuciones sea llevada a cabo por el SII,
rompiendo la integración vertical de recaudación que hoy realiza una sociedad de
propiedad de las AFP (Previred).

– El Estado cobrará las pensiones impagas: Externalizar la función de cobranza, hoy en
manos de las AFP, centralizándola en el SII quien tiene evidentes ventajas comparativas
para cumplir dicho rol.

– Cotización obligatoria y voluntaria: Proponemos reformar el sistema profundamente,
licitando la gestión de inversiones del total de la cartera de afiliados, a la institución o
consorcio de instituciones que cobren la menor comisión, según mercado nacional,
extranjero y tipo de activo. Un consejo consultivo experto definirá el perfil de inversión
y utilizará una subasta para pagar las menores comisiones posibles. Con esta medida, lo
que se busca es que no sea el ciudadano el que se preocupe de la opción más rentable,
al tiempo que bajar las comisiones actualmente existentes, lo que beneficia
directamente a los afiliados.

– Ahorro voluntario: incorporar la administración de los ahorros voluntarios dentro de la
licitación de los ahorros generados por cotización obligatoria. Esto disminuirá las
comisiones y aumentará las rentabilidades de los ahorros voluntarios.

– Rentas vitalicias: Para el sistema de rentas vitalicias proponemos eliminar la
diferenciación entre empresas AA-, AA, y AA+, ya que las probabilidades de quiebra de
estos tres grupos son prácticamente idénticas, y sólo entregar información sobre la
diferencia entre BBB+ y el resto, obligando a las compañías de menor clasificación a
tomar un reaseguro por el diferencial de riesgo.