Los derechos que garantiza la nueva Ley de Teletrabajo

Los derechos que garantiza la nueva Ley de Teletrabajo

La norma obliga a una desconexión mínima de 12 horas continuas: el jefe no podrá enviar mails ni mensajes de WhatsApp.

Los costos de operación, mantenimiento y equipos -además del internet- serán siempre de cargo del empleador.

«Las críticas son injustificadas, porque las personas que hoy día están teletrabajando están en la precarización absoluta», dijo el subsecretario Fernando Arab a Cooperativa.

El subsecretario del Trabajo, Fernando Arab, destacó en Cooperativa el despacho a ley del proyecto de teletrabajo, que regula el trabajo a distancia; una modalidad que -debido a la crisis del coronavirus- se ha incrementando a un nivel que era inimaginable hace sólo algunas semanas.

En conversación con Una Nueva Mañana, el subsecretario destacó que los empleadores tendrán que garantizar a los trabajadores al menos 12 horas de desconexión del trabajador.

«(Esta normativa) establece un derecho a desconexión digital. Si bien la persona que teletrabaja va a tener libertad para ordenar su horario durante el día, el empleador debe garantizar un derecho a desconexión mínima de 12 horas continuas entre una jornada y otra», dijo Arab.

La autoridad explicó que en esas 12 horas «el empleador tampoco va a poder interrumpir mediante correo electrónico, mandarle whatsapp. Por lo tanto, es una desconexión digital de verdad, y creemos que es algo súper innovador; un avance significativo en pos de una mejor calidad de vida».

«Las críticas son injustificadas»

El subsecretario desestimó, además, las críticas respecto a que la iniciativa «precariza el trabajo» al aumentar, de facto, la jornada laboral a 12 horas diarias.

«Las críticas son injustificadas, porque si hay algo que hace el proyecto es poner límites al empleador para aquellos trabajadores que trabajen a distancia, límites que hoy día no existen», subrayó.

«Hoy día las personas que están teletrabajando están en la precarización absoluta. Hoy día una persona que teletrabaja no tiene ningún límite de jornada. En el proyecto nos preocupamos de poner límites que hoy día no hay. La OIT (Organización Internacional del Trabajo) las dos veces que fue al Congreso a pronunciarse sobre el proyecto, tuvo una opinión favorable al mismo», destacó.

«El internet lo paga el empleador»

La iniciativa establece que quienes realicen sus funciones bajo esta modalidad tendrán todos los derechos individuales y colectivos, y no sufrirán en ningún caso un menoscabo a sus derechos reconocidos en el Código del Trabajo: en especial, la remuneración.

Asimismo, estipula que los trabajadores no podrán ser obligados a utilizar elementos de su propiedad para la realización de este trabajo a distancia, sino que los costos de operación, funcionamiento, mantenimiento y reparación de equipos serán siempre de cargo del empleador.

«(La norma) establece de manera expresa que el responsable de otorgar las herramientas de trabajo y de asegurar y hacerse cargo de los costos que irrogue el teletrabajo, como por ejemplo el costo de internet, va a ser el empleador. Hoy día eso no está regulado y muchas de las personas que hoy están teletrabajando producto del coronavirus se están haciendo cargo del internet», ejemplificó Arab.

 

Trabajadores antiguos podrán volver a la labor presencial

Además, se establece que cuando la modalidad de trabajo a distancia o teletrabajo se acuerde con posterioridad al inicio de la relación laboral, cualquiera de las partes podrá, unilateralmente, volver a las condiciones originalmente pactadas en el contrato, previo aviso por escrito a la otra con una anticipación de 30 días.

Asimismo, se determinó que representantes de las mutualidades deben solicitar la autorización del empleador para fiscalizar el lugar del teletrabajo. Por recomendación de la OIT se estableció que el empleador siempre requerirá la autorización del trabajador o trabajadora o de un tercero para esta visita y determinar si los elementos son los adecuados para realizar el trabajo, como escritorios, sillas y demases.

«Esperamos que esta ley entre en vigencia en el mes de abril. Para eso tenemos que hacer todos los esfuerzos esta semana, para que la norma sea promulgada y publicada como Ley de la República. Si la logramos publicar ahora en marzo, podría entrar en vigencia en abril y sería una tremenda ayuda para todas las personas que estén trabajando«, dijo Arab.

Fuente: Cooperativa.cl