SALUD MENTAL DE LOS NIÑOS EN CUARENTENA

SALUD MENTAL DE LOS NIÑOS EN CUARENTENA

Por, Patricia Jiménez de Evópoli Infancia

Llevamos más de dos meses encerrados en casa. A cada uno les toca su propia vivencia en esta pandemia, pero lejos, los más afectados son los niños, niñas y adolescentes. A ratos parece que están bien, que no entienden mucho lo que pasa, pero ¿pueden estar bien si incluso los adultos nos vemos afectados a nivel psicológico por el aislamiento y el temor de contagio?.

Los niños ya no pueden salir a jugar, no pueden ver a sus amigos ni a sus abuelos, ya no asisten al jardín o al colegio, todo lo anterior, sumado a no entender qué ocurre, al miedo y a las condiciones que puedan afectar en sus propios hogares -padres que pueden haber perdido su trabajo o abuelos enfermos-, todo esto, les genera frustración, ansiedad y estrés que no saben elaborar. Al ver este cambio en su rutina, de forma abrupta, se dan cuenta de que algo está pasando, pero no tienen aún, las herramientas emocionales necesarias para abordarlo.

Probablemente, muchos de nuestros niños estén pasando por una crisis y pueden quedar con algún tipo de secuelas. La psicóloga del Child Mind Institute of Nueva York, Janine Domingues, cree que esto podría tener un efecto similar al que tuvo en los millennials estadounidenses, los atentados de 11 de septiembre de 2001.

Quienes estemos al cuidado de un niño, debemos estar atentos a los cambio de conductas, irritabilidad, angustia, ansiedad, estrés, falta de apetito, desánimo, etc. Todas estas son señales claras de que algo está ocurriendo y debemos abordarlo de acuerdo a su edad y entendimiento, es importante, en toda edad, resaltar el cuidado; estar en casa es una forma de cuidarnos.

Tambien la comunicación dentro del entorno familiar es fundamental así podemos, entre todos, detectar los cambios de ánimo y revertirlos, realizando actividades, creando espacios dentro de la casa para que ellos jueguen, pero lo más importante, es ser capaces de funcionar con los niños bajo la lógica del apego seguro, regulando la manera en que se sienten.

Cuanto más larga sea la cuarentena, el riesgo de que acabe teniendo un impacto en la salud psicológica de los niños a largo plazo, será mayor, alertan los expertos. “Aunque no hay evidencia científica de cómo puede afectarles el confinamiento, porque es una situación nueva, se dan factores que sabemos, pueden aumentar el riesgo de estrés y ansiedad”, señala María Elias, psicóloga clínica de la Unidad de Atención Precoz y Unidad de Autismo del Hospital Sant Joan de Déu Barcelona.

La Salud Mental de nuestros NNA hoy es prioridad si queremos en un futuro personas adultas seguras y sin trastornos conductuales, si no somos capaces de hacernos cargo de las consecuencias que tendrán nuestros niños por esta pandemia, estaremos fallando a nuestra Constitución que nos indica que el Estado cuida de todos los chilenos y chilenas y para eso, se requiere en forma urgente un protocolo de contención para los NNA post pandemia.