Subsecretaria entrante, Lorena Recabarren, viene a ampliar el abanico de Derechos Humanos

Subsecretaria entrante, Lorena Recabarren, viene a ampliar el abanico de Derechos Humanos

[fusion_builder_container hundred_percent=»no» hundred_percent_height=»no» hundred_percent_height_scroll=»no» hundred_percent_height_center_content=»yes» equal_height_columns=»no» menu_anchor=»» hide_on_mobile=»small-visibility,medium-visibility,large-visibility» class=»» id=»» background_color=»» background_image=»» background_position=»center center» background_repeat=»no-repeat» fade=»no» background_parallax=»none» enable_mobile=»no» parallax_speed=»0.3″ video_mp4=»» video_webm=»» video_ogv=»» video_url=»» video_aspect_ratio=»16:9″ video_loop=»yes» video_mute=»yes» video_preview_image=»» border_size=»» border_color=»» border_style=»solid» margin_top=»» margin_bottom=»» padding_top=»» padding_right=»» padding_bottom=»» padding_left=»»][fusion_builder_row][fusion_builder_column type=»1_1″ spacing=»» center_content=»no» link=»» target=»_self» min_height=»» hide_on_mobile=»small-visibility,medium-visibility,large-visibility» class=»» id=»» background_color=»» background_image=»» background_position=»left top» background_repeat=»no-repeat» hover_type=»none» border_size=»0″ border_color=»» border_style=»solid» border_position=»all» padding=»undefined» dimension_margin=»undefined» animation_type=»» animation_direction=»left» animation_speed=»0.3″ animation_offset=»» last=»no»][fusion_text]

La llamaron «la apuesta liberal del gabinete de Piñera».

Es que Lorena Recabarren, cuarta vicepresidenta de Evópoli, ha expresado libremente sus opiniones en distinto orden, como por ejemplo su apoyo al matrimonio igualitario y la crítica a la manera subjetiva de otorgar beneficios penitenciarios a presos de Punta Peuco.

Pero no pierde su mirada académica. Hace clases de Ciencias Políticas en la Universidad Católica y en la Diego Portales.

Esta abogada de la PUC, de 42 años, hizo un doctorado en Ciencias Políticas y Sociales en la Universidad Pompeu Fabra en Barcelona.

En lo que será su gran tarea a partir del 11 de marzo está muy a caballo. Es que la sucesora de Lorena Fries conoce la Subsecretaría de Derechos Humanos desde su génesis, cuando se discutió en el Parlamento. Por aquella época, entre 2011 y 2014, trabajaba en la división de estudios del Ministerio Secretaría General de la Presidencia del primer gobierno de Piñera, asesorando en los proyectos de ley. «Yo estaba ahí cuando se tramitó y luego se aprobó la Subsecretaría de DD.HH. La vengo siguiendo desde su discusión parlamentaria. Participamos haciendo un monitoreo y un seguimiento».

Hoy advierte que sólo dará una primera aproximación a lo que se viene en la Subsecretaría que encabezará en el próximo gobierno. Ello, porque hay temas que cerrar y directrices que recibir, tanto del Presidente como del ministro de Justicia, Hernán Larraín, del cual depende esa repartición.

Lo primero que dice es que quieren darle un sello muy intersectorial al tema de los derechos humanos.

-Queremos que la Subsecretaría de Derechos Humanos esté muy incluida en el Ministerio de Justicia. Hoy día, como es una subsecretaría relativamente nueva, entiendo que no ha tenido la oportunidad de involucrarse y la idea es que a partir de esta administración haya un trabajo súper estrecho con el ministerio y con el comité interministerial.

El desafío que viene

Deja en claro que está muy consciente de que no parten de cero.

-La subsecretaria saliente ha llevado adelante un primer proceso que es muy relevante, a partir de la elaboración, el año pasado, del Plan Nacional de Derechos Humanos. Se cumplió esa primera etapa. El mayor desafío es ahora consolidar las bases institucionales de los Derechos Humanos en Chile.

-¿Y cuál es su visión sobre qué derechos humanos son los que debe resguardar el Estado de Chile?

-En el marco contemporáneo del sistema internacional de Derechos Humanos hay una visión respecto a que la temática debe abordarse de una manera transversal, comprensiva, que aborde muchos temas que hoy día, hasta el momento, no hemos tratado a través de esta Subsecretaría, como la agenda de infancia, el Sename, la temática de inmigración, la situación en las cárceles y especialmente el tema de reinserción social. También el ministro actual de Justicia, Jaime Campos, ha avanzado bastante en este último punto.

-Hasta ahora la Subsecretaría de DD.HH. se entendía como un ente encargado de los temas sobre derechos humanos afectados durante el régimen militar. ¿Usted viene a ampliar la mirada?

-Ese es el primer tema del Plan Nacional: Verdad, justicia, reparación. El Plan tiene 600 medidas, que están distribuidas en 15 temáticas. La número 1 es esa. Por tanto, sin perjuicio de no abandonar esa temática, queremos hacernos parte de la mirada internacional de los Derechos Humanos, que implica nuevos desafíos. Son temáticas que cruzan todas las políticas públicas. En ese sentido vamos a trabajar muy unidos, no solamente dentro del Ministerio de Justicia.

Lo que más la motiva

Explica que a Lorena Fries le correspondió elaborar el plan. Ahora viene la ejecución del plan cuatrianual, «empezar el cumplimiento de los distintos objetivos: migración, diversidad, no discriminación, infancia, libertades individuales».

-En lo personal, ¿qué la motiva más?

-Dos cosas. Una, que creo que es muy relevante sentar definitivamente las bases institucionales de los derechos humanos en Chile y que esta subsecretaría pueda colaborar en que las estructuras institucionales del Estado se empapen de los derechos humanos. Y que no sea mirado como una dimensión aislada, sino que compromete a todas las políticas públicas.

Los otros derechos humanos

Continúa: «Ahí el sello que nosotros podemos dar al complemento con las distintas organizaciones de la sociedad civil es poder hacer algo que tenga como resultado final esta ampliación en la concepción del enfoque de derechos humanos. El que, por ejemplo, las personas puedan tener una red de apoyo que permita una igualdad de oportunidades es parte de los derechos humanos. El acceso al agua potable, la educación de calidad, son materia de derechos humanos. Estamos muy vinculados a los objetivos de desarrollo sostenible», comenta.

Una segunda motivación suya la expresa de este modo:

-A mí me gustaría de verdad poder generar realmente un cambio en lo que es la protección de la infancia vulnerable, una intervención profunda del Sename. Y el elemento respecto de la reinserción social de los presos que quedan en libertad.

Entrevista El Mercurio
[/fusion_text][/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]