Verónica Garrido: “Hay que romper con la desigualdad entre hombre y mujer”

Verónica Garrido: “Hay que romper con la desigualdad entre hombre y mujer”

Yo les pido entregar un voto de confianza a una mujer de trabajo, que conoce la realidad tal cual. Invitar a renovar la política con nuevas caras.

Verónica Garrido, asegura tener un espíritu guerrero que ha mantenido desde su nacimiento en La Araucanía. Es Asistente social y su vida la ha ligado al servicio público, principalmente centrado en darle mayor igualdad a las mujeres.

En 2010, llegó a Santiago y trabajó como directora en el Sernam y del Sence. En esa época conoció a Felipe Kast, participando con él en la formación de Evópoli “el sueño de cambiar el país con un centro político más liberal” afirmó.

Hoy enfrenta el reto de competir en el distrito 13, que abarca las comunas de El bosque, La Cisterna, San Ramón, Lo espejo, Pedro Aguirre Cerda y San Miguel, y decidió jugársela con una campaña austera movilizada principalmente por su profesión y dando apoyo a la gente que lo necesita a través de su página web: Tu asistente social.cl

¿Qué te inspiró a ser candidata a diputada?

Dos razones. Primero, hay que romper el mito de que la izquierda está en algunas poblaciones y en otras no, hay gente buena en todas partes. Hay un desafío enorme de la centro – derecha de estar ahí, en La Bandera, La Victoria, en la José María Caro… yo creo que Evópoli va a sembrar una semilla que quedará para el futuro.

Y la segunda razón, es que el país necesita romper esta desigualdad entre hombre y mujer en el congreso. El desafío de las mujeres en todos los ámbitos:  educacional, salud, en todas. Un diputado puede apoyar mucho y hacer el cambio.

¿Cuál es tu análisis del distrito en el que competirás?

En San Miguel, La Cisterna y El Bosque, hay un polo de desarrollo urbano muy potente. Es una vía que ha sido bien abandonada … La llegada del metro le da una oportunidad de ser un polo urbano que puede tener un desarrollo para la mediana y pequeña empresa bien importante.

Hay que potenciar el área comercial. Mi llamado es que los comerciantes se atrevan y dar condiciones para ello, donde la gente pueda ir caminando, con árboles, con juegos, etc.

El segundo polo, son poblaciones que tienen alto número de adultos mayores y allí se puede dar una mejor condición de vida para el Santiago medio. Hay un déficit en las veredas, que no permite a los adultos mayores recorrer la ciudad, por ejemplo.

En tercer lugar, este distrito tiene muchas ferias pictóricas, como la del Parrón, José María Caro… que son kilométricas. Allí se puede dar una relación de impulso al emprendimiento.

Es la posibilidad de detener el narcotráfico que se ha tomado las calles de la comuna. Ahí hay un desafío: la seguridad, la educación. Me sorprende cómo la gente se ha encarcelado en la comuna: hay que devolver la calle al ciudadano.

A los 4 pilares principales, se suman los fundacionales como que los niños son prioridad, por ejemplo, tenemos varios colegios que tienen amenaza de matrícula.

 Por último hay que luchar contra la corrupción municipal, hay que renovar y ojalá que la gente entienda que es necesario.

¿Cuáles son tus propuestas en el distrito?

Para mi es primordial trabajar con los adultos mayores, en propuestas con consideración especial. Extensión del pasaje del adulto mayor en transporte público, atención salud domiciliaria (es más barata que tenerlos citados a las 5 de la mañana a los centros asistenciales).

Segundo grupo: las mujeres que son víctimas de violencia intrafamiliar. Hay que hacer una intervención más fuerte en los hogares. Dar más oportunidades a la mujer.

Tercero, la tremenda oportunidad para el comercio en la zona.

¿Cómo has sentido el apoyo de las personas en la candidatura?

Me he sentido genial, la gente amorosa. Te escuchan, los escucho… puras bendiciones en termino de acogida. No hemos tenido ningún chascarro.

¿Qué le dirías a tu electorado?

Yo les pido entregar un voto de confianza a una mujer de trabajo, que conoce la realidad tal cual. Invitar a renovar la política con nuevas caras. No puede ser que haya parlamentarios que duren 20 años… Voten por mí, voten por una mujer.